Manual Sindical

Temas, conceptos, definiciones y términos del mundo sindical, de la relación de los trabajadores organizados en entidades que los representan, los sindicatos, con el sector empleador o patronal agrupados en cámaras,asociaciones empresarias o el mismo estado, nacional, provincial o municipal.

El Sindicato

El sindicato es una organización representante de los trabajadores de una misma actividad, sector o profesión, que surge en la historia de la humanidad a partir de la unión de los mismos trabajadores en asociaciones para garantizar la defensa de sus intereses comunes, de sus salarios y las condiciones laborales. En una búsqueda permanente de una vida más digna los trabajadores encuentran hoy por hoy en el sindicato la tribuna desde la cual pueden alzar su voz ante las dificultades que la misma sociedad a la que pertenecen presenta para alcanzar esa dignidad.
Es desde el sindicato como organización insustituible de los trabajadores organizados que el pueblo trabajador orienta su accionar a tener una participación activa en el destino de las naciones, viendo de ocupar un espacio en la pequeña mesa de decisiones que no es otra cosa que ocupar bancas parlamentarias en el orden nacional, provincial o municipal, de modo de tener sus propios representantes dentro del gobierno democrático elegido por el pueblo y para el pueblo.
El tema salarial, la  jornada laboral, la salud y seguridad en el trabajo, mejorar la calidad de vida de los representados, la seguridad social (seguro de enfermedad, seguro de desempleo, asignaciones familiares, jubilación en tiempo o anticipada, etc.) son todas temáticas que forman parte de los intereses primarios del  quehacer de la vida sindical, a partir de ahí la mirada de la organización gremial se dirige a proyectar y poner en práctica otras actividades que hacen al futuro de la familia trabajadora y de la misma organización, como el reentrenamiento laboral en las nuevas maquinarias y tecnologías, la capacitación de los trabajadores en los distintos órdenes, la formación de cuadros sindicales para la renovación de las conducciones, y el adoctrinamiento por una verdadera justicia social para los trabajadores.
Todos estos temas son tratados, considerados, debatidos y acordados en el marco de lo que se conoce como negociaciones colectivas, ámbito donde se da origen a la creación, o bien modificación o actualización del Convenio Colectivo de Trabajo que es la normativa que regula la relación laboral entre las partes, empleadora  o patronal, y la trabajadora en la figura del  sindicato que corresponda. Específicamente,  en lo que se identifica en el caso del modelo sindical argentino como paritarias, se refiere a una figura adicional al convenio colectivo de trabajo que en el marco legal del contexto laboral se discute exclusivamente las mejoras o recomposiciones salariales, como otras cuestiones específicas para el desarrollo de la jornada laboral.
Con la globalización instalada en la última década del siglo XX el sindicato bue extendiendo el alcance de su rol como actor social, y de existir como organización para mejorar las condiciones salariales y de trabajo, comenzó a ocuparse no solo de la vida integral del trabajador y su grupo familiar, sino de una participación y protagonismo activo en la vida de las comunidades, supliendo incluso en algunos casos al Estado ausente, se trate del nacional, provincial o municipal.
Fines del Sindicato
Defender los intereses de sus representados. Brindar asistencia en la atención y prevención de la salud, y prestar todo tipo de servicios sociales que estén a su alcance. Buscar mejoras y progresos permanentes para la realización personal y profesional de los trabajadores y su familia. Tomar la iniciativa en la lucha por la recuperación de los derechos  adquiridos y acciones por nuevas conquistas sociales. Promover la sindicalización como la participación de los trabajadores dentro de la organización, y del propio sindicato dentro de la vida de la sociedad con voz y voto a la hora de opinar sobre las cuestiones sociales, tomar decisiones en el terreno político, y en la definición de políticas productivas sea para mantener el nivel de empleo existente y en lo posible generar nuevas fuentes y puestos de trabajo.
Del mismo modo, esta participación y protagonismo del sindicato como actor social dentro de la sociedad debe ser inclaudicable cuando se trate de enfrentar situaciones que avasallen el marco constitucional y legal instaurando medidas de carácter regresivo que vayan contra un modelo de país con  justicia social,

Los sindicatos deben ser:

Libres: no aceptar imposiciones o injerencias de la patronal, las autoridades, partidos políticos u otras fuerzas, movimientos o instituciones externas o extrañas al movimiento obrero.
Democráticos: deben gobernarse atendiendo a las normas impuestas por sus estatutos y reglamentos, respetando la voluntad mayoritaria, efectuando regularmente las elecciones de autoridades y escuchando siempre la voz de los trabajadores.
Fuertes: con una estructura organizativa compacta y dispuestos a desarrollarse permanentemente en la búsqueda de mejores condiciones laborales para sus afiliados.
Responsables: conscientes en la acción diaria y honrados en todo lo que administren y controlen.

Tipos de Sindicatos
Razones ambientales, históricas, económicas y laborales han gravitado para determinar que no en todas partes, ni en relación con todas las actividades, se den las mismas formas de organización para la acción sindical.

Sindicato de Oficio
Es históricamente el de más antigua data y reúne a los trabajadores que tienen en común una especialidad laboral: "artes", "oficio" o "técnica". También se califica a este tipo de sindicato como Profesional o Gremial. Ejemplos: "Unión de Tipógrafos"; Sindicatos de Plomeros; Maquinistas Ferroviarios; Electricistas; Unión de Talabarteros; Sindicato de Taxistas etc.

Sindicato de Industria
Llamados Sindicatos Industriales, reúnen a los trabajadores de una industria o actividad general (Comercio, Servicios Públicos, industrias petroleras, etc.), sin discriminar en las funciones que se desempeñen o de sí se trata de obreros, empleados o son asalariados calificados (especializados). Estos sindicatos presentan generalmente estructuras verticales.

Sindicato de Empresa
Nuclea a los trabajadores de una "Firma" o entidad productora de dimensiones que exceden el de una simple industria o actividad limitada, para convertirse en un complejo económico-fabril-financiero. Por lo tanto el lazo de unión de los trabajadores que se agrupan en este tipo de sindicatos es el de depender de una misma empresa empleadora.

Otro tipo de sindicato es el de Oficios Varios
Su existencia se justifica en circunstancias especiales; sobre todo en poblaciones pequeñas y mal comunicadas con centros importantes. Esencialmente reúne a los trabajadores de un lugar sin hacer distingos de ocupación a que estén aplicados.

Recursos económicos sindicales y autoridades

Los sindicatos están facultados para percibir recursos provenientes de las cuotas de afiliación; estas cuotas son descontadas automáticamente de las planillas de sueldos y salarios por el empleador, que funciona como agente de retención y las envía al sindicato.

Los sindicatos de segundo y tercer grado (Federaciones y Confederaciones) no reciben este tipo de aportes, sino de sus sindicatos de primer orden. La estructura sindical argentina otorga a las organizaciones de primer grado un lugar central, en la medida que son las entidades con capacidad de recaudación automática de recursos financieros. Es decir que los sindicatos poseen un considerable grado de autonomía respecto de la CGT. Ésta funciona más como una "agencia política", como un espacio de debate de la línea a seguir, que como una organización con capacidad de control sobre sus miembros.

Gobierno Sindical - Autoridades
La Soberanía en una Organización Sindical reside en los afiliados, como en un país democrático reside en el pueblo. Para que se desarrolle en la práctica la dirección o administración sindical respetando el sentir y las ideas de sus afiliados en un sindicato de base, deben funcionar diferentes cuerpos orgánicos:

Asamblea
Es la autoridad máxima de una organización sindical de base. Toma resoluciones, da directivas generales y analiza hechos. Puede ser convocada por el Consejo Directivo del sindicato o un porcentaje determinado de los afiliados.

La Asamblea puede ser Ordinaria Extraordinaria:

Ordinaria: Se reúne de acuerdo a lo previsto estatutariamente a efectos de tratar los siguientes temas:
a) Memoria y balance del Sindicato;
b) elección de autoridades y
c) tratamiento de diferentes asuntos planteados por los asociados o el Consejo Directivo.
Extraordinaria: Es la Asamblea que se reúne para estudiar temas de especial urgencia en cualquier momento.
General: Son las comunes en los sindicatos, convocando a todos los trabajadores afiliados.
De Delegados: Es la conformada por Delegados o representantes de los trabajadores, los que luego deberán rendir cuentas de lo actuado.

Cuerpo Directivo
Es la conducción habitual y regular del Sindicato. Está presidido por el Secretario General o Presidente. Ante la necesidad de dividir el trabajo en áreas específicas para un mejor desenvolvimiento del Sindicato, se crearon diferentes Secretarías: Secretaría General; Adjunta; Finanzas; Gremial; de Organización; de Prensa y Cultura; de Acción Social.

El Delegado
Es el representante del sindicato ante los empresarios y los trabajadores y es vocero, a su vez, de éstos ante la organización sindical. Su representación debe proceder, fundamentalmente, de la voluntad libre y organizadamente expresada de los trabajadores que ha de representar, lo que se manifiesta en elecciones.

El Delegado, entre otras funciones de importancia, debe conocer muy bien a sus compañeros e identificarse con sus aspiraciones, defender sus intereses, actuar democráticamente, conocer la historia y lucha del sindicato, de la legislación laboral y ser un líder y organizador.

Estructura Orgánica del Sindicato

Cuerpos Orgánicos
Una de las expresiones más utilizadas por conspicuos dirigentes obreros señala la necesidad de acudir a los "cuerpos orgánicos" para definir las posturas a adoptar en situaciones que superan la problemática cotidiana.

El entrecomillado indica que el término en cuestión está incorporado a la modalidad de acción del movimiento obrero. Pero no es de reciente data en absoluto, ya que desde el siglo pasado, concretamente desde los años ochenta, las agrupaciones de trabajadores, nucleadas por oficio en forma casi excluyente, trataron de operar en el marco impuesto por alguna variable reglamentaria, más allá de liderazgos naturales y de posiciones ideológicas.

Las reuniones de trabajadores tuvieron siempre un carácter formal, inclusive a nivel masivo. Los 1º de mayo eran jornadas de protesta pero los manifestantes vestían un ropaje dominguero. Esta prolijidad se trasladaba a los ámbitos más reducidos, donde pocas personas deliberaban en la intimidad de modestos cuartos y el de escritura prolija o el que sabía escribir, adquiría el rango de "secretario de actas".

A pesar que los anarquistas discrepaban rotundamente con todo atisbo de organización institucional, el más relevante de ellos, Errico Malatesta, un italiano que se afincó forzosamente en nuestro país entre 1885 y 1887, delineó un modelo de estatuto para el desenvolvimiento de los obreros panaderos que no tardó en ser la referencia de otras sociedades de resistencia.

El libro de actuaciones pasó a ser el elemento insoslayable en todo encuentro que se caracterizara como "reunión de dirigentes"; los temas debatidos eran transcriptos y los protagonistas, todos con nombre y apellido, se encuadraban y se acataban las decisiones de la mayoría.

A pesar de las acaloradas discusiones el respeto privaba y cuando era imposible establecer puntos de coincidencia (por cuestiones ideológicas sobre todo) se producían divisiones que conspiraban contra el movimiento obrero en su conjunto ya que la fuerza dividida implicaba un debilitamiento ante un adversario siempre dispuesto a dar la lucha en forma coherente.